Publicidad de imbéciles para imbéciles: todo queda en casa

↑ “Hombre de razón escasa” semisumergido en una bañera momentos antes de acabar tieso [es un decir] gracias a un sistema multimedia para imbéciles.

«Tú podrás disfrutrar [sic] y acceder a un sin fin [sic] de utilidades desde la tranquilidad, el goce y disfrute de tu tina [bañera]. Puedes dar por hecho, que además de poder conectarte a Internet también podrás escuchar música, ver la televisión, escribir mensajes, leer las últimas noticias e incluso hablar por teléfono, esto último precisamente por estar conectado a Internet».

Comparte Ciudad futura[tweetmeme source=”ciudadfutura” only_single=false]

Buscando contenidos para nuestra sección de humor, hemos encontrado esto por ahí (a este paso, los humoristas profesionales van a acabar todos en el paro por culpa de la realidad). Se trata del sistema multimedia Keuco visipad Mediastation, curioso nombre digno de una teletienda para un producto dirigido, según sus promotores, a un público muy especial: «Ahora, hata [sic] cuando quieras tomar tu baño relajante, con o sin espuma y sales, con el sistema multimedia Keuco visipad Mediastation. Este [sic] tecnología es el [sic] más idóneo para que estés siempre conectado a tu propia bañera [sic]» (es difícil pero con un poco de esfuerzo y concentración se entiende); y continúan: «Por supuesto se trata de una solución resistente al agua y la humedad, que aunque cuenta con una pantalla táctil, también puede manejarse mediante un mando a distancia [menos mal]».

Nunca entendimos bien esa inveterada costumbre de algunos de leer el periódico o Guerra y paz de Tolstoi mientras visitan el baño para menesteres bien distintos del que nos ocupa hoy aquí. Aunque es mucho más difícil de entender aún que alguien pueda tener necesidad de estar conectado a internet [¡no a la bañera!, como afirman en la publicidad] o al inframundo del messenger mientras toma un baño… Pero lo que ya nos parece absolutamente inaudito es que pueda haber alguien tan imbécil en el sentido etimológico del término (“escaso de razón” según la RAE) como para manipular un aparato conectado a la red eléctrica mientras está sumergido en una bañera.

En fin, publicidad de imbéciles dirigida a imbéciles. Como hemos titulado, todo queda en casa (o en el baño).

2 pensamientos en “Publicidad de imbéciles para imbéciles: todo queda en casa

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: BlogESfera.com

Los comentarios están cerrados.