Una primera página de hoy…

Primera página de l’Humanité, diario de París, del 18 de octubre de 2010.

… y un par de fotos:

Estudiantes en la manifestación del sábado 16 de octubre de 2010 en París. Cientos de centros de enseñanza de toda la república están paralizados y bloqueados desde el viernes pasado. Multitud de estudiantes franceses se han unido con decisión y activismo a las movilizaciones obreras contra la reforma de las pensiones que pretende imponer el gobierno de Sarkozi. Mañana martes 19 de octubre está convocada una nueva jornada nacional de lucha coincidiendo con la presentación de la Reforma en el Senado de la República. [Foto: Reuters]

Buques petroleros y mercantes anclados esta madrugada en las inmediaciones del puerto de Marsella sin poder atracar ni descargar. A pesar de la ofensiva gubernamental de este fin de semana —incluídas amenazas de cárcel a empleados de varios centros si no se incorporaban al trabajo— la CGT sigue manteniendo el control de todas y cada una de las 12 refinerías de Francia, que continúan paralizadas. Contrariamente a lo que indican las imágenes y las noticias que llegan del país vecino, con miles de gasolineras ya cerradas, todas las refinerías sin producir y los principales aeropuertos sin reservas de combustible, el gobierno sostenía hasta ayer que “el suministro de carburante estaba asegurado”. Contradictoriamente también con estas declaraciones, hoy —18 de octubre— el ejecutivo francés acaba de crear una “célula de crisis”… energética, según informa la edición digital del diario madrileño ‘El País’. [Foto: AFP]

Fuente y +info: l’Humanité • l’Humanité en español
Entradas relacionadas en Ciudad futura:
[Álbum] El rojo es el color del Otoño en Francia
[Humor gráfico] Santi Gutiérrez
[Vídeo] Nos gusta cómo suena esta canción…
Siempre nos quedará París…

Más que mil palabras [30]: América está gagá

La cultura americana de masas, que vivió su edad de oro en el siglo pasado, con honrosas excepciones ya sólo es capaz de ofrecer al público —por regla general— subproductos comerciales de usar, tirar y olvidar pasando antes por caja. El culto a la violencia, la exaltación de la guerra como algo cotidiano y asumible, el feísmo como principal argumento formal, etc… han despojado a las manifestaciones culturales de contenidos éticos o estéticos y, por tanto, de una función social positiva, racional, crítica o emancipadora. Como muestra representativa de todo ello podemos ver sobre estas líneas la última portada del magazine estadounidense Rolling Stone correspondiente a este mes de julio de 2010, protagonizada por el producto de mercadotecnia Lady Gaga, creado ad hoc en los despachos de ejecutivos y comerciales para su consumo masivo. Producto que cuenta a su vez con la imprescindible colaboración de los medios de comunicación que lo promocionan machaconamente como un mantra. Fascismo visual puro y duro para descerebrados… con banda sonora.

[Gagá: (adj., del francés gaga). Que ha perdido parte de sus facultades mentales, lelo.]

Pie de foto: Ciudad futura • Imagen vía: O Castendo

Comparte Ciudad futura[tweetmeme source=”ciudadfutura” only_single=false]

De Chris Ware a un tal Pelavin (historia con moraleja de dos ilustradores y una portada de la revista ‘Fortune’)

↑ Esta es la propuesta de portada para el número especial de Fortune —diseñada por el artista gráfico estadounidense Chris Ware— que finalmente no vio la luz tras ser censurada por los editores de la revista económica norteamericana. [Imagen ampliada]

↑ La portada finalmente impresa por Fortune, ejecutada por Daniel Pelavin, en la parte superior. Abajo, otra portada de un número anterior de la revista.

Enlaces relacionados en Ciudad futura:
La censura en EEUU: el caso Helen Thomas »
De 50 a cinco: El “libre mercado” en los medios de EEUU »


Véase también:
La portada explícita de ‘Fortune’. El ilustrador Chris Ware, censurado (‘Consume hasta morir’)
‘Fortune’ rechaza una portada que satiriza el capitalismo de EEUU (elpais.com)

Comparte Ciudad futura

En la llamada “tierra de la libertad” la censura en los medios de comunicación se ha convertido en una práctica habitual. Tanto es así que ya no sólo se censura lo que se dice o se escribe y a quienes lo hacen. También son objeto de censura aquéllos que se atrevan a plasmar gráficamente la realidad de los capitalistas absolutos que detentan el poder real en EEUU y países vasallos. Ahora ya no hay gobiernos intermediarios que secuestran a posteriori lo que se publica, sino que son los propios editores quienes censuran a priori los contenidos. De esta forma se sostiene mucho mejor la ficción democrática. Podan con sus censoras tijeras cualquier brote de disidencia antes de que llegue a una opinión pública que de forma creciente se está transmutando en una especie de “masa acrítica”.

La revista Fortune, uno de los medios de referencia del establishment de los oligarcas y especuladores económicos, publicaba recientemente  su número especial anual sobre las “500 corporaciones más grandes de EEUU”. A tal efecto encargaron el diseño de la portada al artista gráfico Chris Ware (Omaha, Nebraska, 1967), ilustrador y dibujante de cómic internacionalmente reconocido que ha obtenido importantes galardones a lo largo de su carrera profesional.

Ware se puso manos a la obra y realizó una portada con estilo de cómic. La protagoniza una enorme fortaleza-rascacielos que representa a las 500 grandes corporaciones aplastando literalmente a unos Estados Unidos sumidos en una profunda crisis. Sobre las azoteas se puede ver a sus amos celebrando fiestas mientras esquilman y agotan los recursos públicos en beneficio propio, arruinando la economía de un país que el dibujante muestra asolado por la violencia, las catástrofes ecológicas y depauperado por la especulación financiera e inmobiliaria. Al Sur —tras alambradas— asoman México, que es representado como “Fábrica de exploitación” (sic), y el campo de concentración de EEUU en Guantánamo. Más allá de la Costa Oeste vemos a China exportando los productos que fabrica. Al otro lado del Atlántico se muestra a Europa, representada por una Grecia sin fondos. [Imagen ampliada]

CENSURAR LA REALIDAD

Cualquier observador imparcial —si tal actitud fuera posible— diría que Chris Ware no se ha inventado nada y que se ha limitado a reflejar de forma certera la cruda realidad… Y ésta es precisamente la razón por la que su portada fue censurada. Finalmente Fortune optó por publicar una ilustración aséptica, con “encefalograma plano”, que representa a esas grandes corporaciones con un dorado número 500 a modo de lingotes. El elegido para ejecutar ese desafío gráfico fue un tal Daniel Pelavin, que se dedica al diseño de tipografías y que se dio a conocer por su creación “Anna”, un tipo de letra un tanto pretencioso y estirado con influencias estéticas art déco que al parecer diseñó con mucho cariño para las invitaciones de su propia boda… Literalmente, todo un artista comprometido este Pelavin. Sólo con su señora esposa, claro está.

MORALEJA

En estos oscuros tiempos, si eres ilustrador y pretendes que Fortune publique una portada tuya, una de dos: o diseñas sandeces tipo “presidente Mao con chistera de tío Sam” y bobadas por el estilo, o búscate otro cliente.

Texto: Paco Arnau / Ciudad futura

[Reproducido en
Cubaperiodistas.cu, sitio de la Unión de Periodistas de Cuba, con el título: “Historia de la censura de la revista ‘Fortune’ a portada de artista gráfico”]

Alfombramos de billetes la Diagonal de Barcelona y, ya metidos en gastos, enmoquetamos la Gran Vía madrileña

Dando un repaso a la lista de bitácoras de WordPress de crecimiento más veloz, en el puesto cuarto encontramos el blog “Referéndum sobre la reforma de la Diagonal de Barcelona”. Resulta que el gobierno municipal de la Ciudad Condal, integrado por una coalición de partidos catalanistas encabezada por el PSC, tuvo la brillante idea de someter a referéndum de sus ciudadanos una decisión que debería tomar el propio Ayuntamiento en el ejercicio de sus competencias, la reforma de la Avenida Diagonal. La idea inicial era que los barceloneses decidieran sobre dos opciones alternativas a la hora de acometer una gran obra cuyo presupuesto total sobrepasaba los 290 millones de euros: las así llamadas “Opción A” y “Opción B”. Pero como ya se sabe que en BCN y alrededores es importante ser progre-guay, los próceres municipales añadieron una testimonial “Opción C”: no hacer ninguna reforma y dejar las cosas como están. El pasado día 15 de mayo se conocieron los resultados de la consulta y, contra todo pronóstico, los barceloneses que votaron (muy pocos, por cierto) se inclinaron de forma aplastante por la Opción C (casi un 80%). La inesperada victoria de la opción déjennos en paz, que supone el rechazo de los ciudadanos al “proyecto estrella” de esta legislatura municipal, ha abierto una profunda crisis en el equipo de gobierno. Crisis que un creativo Jordi Hereu, el señor alcalde, ha atajado forzando la dimisión de su número dos, el primer teniente-alcalde. Todo un hombre de recursos este Jordi.

Tras varias pesquisas adicionales sobre este asunto recalamos en radikalinfografic, pilotado por el brillante ilustrador infográfico Jaime Serra, y ahí nos enteramos de que el referéndum de marras ha tenido un coste para las arcas municipales de dos millones y pico de euros —”el pico es lo de menos en estas cifras”— en el marco incomparable de una crisis económica sin precedentes en nuestro país.

El diario barcelonés La Vanguardia, en el que colabora el amigo Jaime Serra, ha publicado en su edición del pasado 16 de mayo una infografía realmente curiosa en relación con este derroche plebiscitario barcelonés que desmiente tópicos sobre el carácter poco dado a dispendios de los catalanes, dicho sea de forma un tanto eufemística.

La propuesta de “arte conceptual” es que, en vez de gastar esos dos millones (y pico) de euros en el fallido referéndum, el Ayuntamiento podría haber optado por una acción mucho más vanguardista: peatonalizar la Avenida Diagonal con una alfombra azul compuesta de billetes de cinco euros “por donde pasearnos a reflexionar”. ¿Sería posible, en la práctica, hacer esto? La respuesta es sí, sería posible alfombrar el tramo principal de la Diagonal desde la Plaza de Joan Carles I hasta la de Francesc Macià (paradójico inicio y final) con los dos millones de euros invertidos en la consulta. Un peatonal mileurista común pisaría cada dos pasos (~1,2 m) el valor de un salario digno (1.850 euros en 370 billetes de cinco) a través de un euro-carril de 2,3 metros de ancho. Al final de un trayecto de casi 1,3 kilómetros, el privilegiado mileurista común podría ser agasajado por la Corporación Municipal en pleno con una merecida jarra de cerveza subvencionada con el pico de euros sobrantes.

Vecinos de Madrid pasan un día inolvidable solazándose sobre la moqueta instalada el 15 de mayo por su Ayuntamiento en la Gran Vía. Obsérvese que el azul del cielo de Madrid, a pesar de haber sido photoshopeado por nosotros, palidece ante el gran tapete municipal.
(Foto original: Cristóbal Manuel)

En la otra gran metrópolis de las Españas (en la ribera del Manzanares Medio) Gallardón I, idolatrado por la casta de los grandes constructores y colosal amigo de los banqueros a los que tanto deben los madrileños —y sus hijos y sus nietos en los próximas décadas—, ha dado un paso más allá del arte conceptual con una faraónica instalación. Recientemente, con motivo de los fastos municipales de conmemoración del centenario de la Gran Vía, el Ayuntamiento de la Villa y Corte del Faraón decidió, al mismo tiempo que reducir el salario de sus trabajadores, alfombrar completamente esta avenida con una enorme moqueta de 30.000 m² de color aún más azul que el famoso cielo de Madrid o los billetes de cinco euros. El coste de este performance lo desconocemos. Pero en el caso de Madrid no hay lugar para controversias si se trata de papel moneda, ya se sabe que los madrileños —de vuelta con los tópicos— son así de espléndidos… “Este performance lo pago yo y no hay más que hablar”.

Texto: Paco Arnau / Ciudad futura
Enlace relacionado en Ciudad futura: La Gran Vía cumple 100 años »
Comparte Ciudad futura

‘Triunfo’: Aire y luz de la calle en los años sombríos

Todo un descubrimiento: La revista Triunfo en una cuidada edición digital con facsímiles de todos los números publicados entre 1962 (cuando se reconvirtió de semanario de cine y espectáculos a revista de información general) y 1982, el año de su desaparición. El proyecto Triunfo Digital es fruto de la colaboración entre la Universidad de Salamanca, José Ángel Ezcurra (el fundador de la revista) y Ediciones Pléyades. Imprescindible no sólo para historiadores, sino también para todos aquellos que valoren la importancia de recuperar la memoria histórica de dos décadas cruciales para España, los años 60 y 70 del siglo XX, durante los cuales esta revista “encarnó las ideas y la cultura de la izquierda de nuestro país y fue símbolo de la resistencia intelectual al franquismo”, en palabras de su fundador. Esto lo corroboran eminentes firmas como las de Vázquez Montalbán, Haro Tecglen, Aranguren, Carandell y otros muchos que llenaron los contenidos de Triunfo con el aire fresco y la luz de la calle frente a un régimen enrarecido y sombrío.

Valiente portada dedicada al poeta comunista Miguel Hernández en un ejemplar de Triunfo
de diciembre de 1974, publicado aún en plena dictadura.

Por si todo lo anterior fuera poco, como “bonus”, Triunfo Digital nos ofrece también toda una serie de materiales de gran valor histórico: expedientes gubernativos contra la revista que dieron pie a los sucesivos secuestros y suspensiones que sufrió, galeradas de textos mutilados por la censura franquista (y fraguista), vídeos, documentos, etc…; así como enlace a los contenidos de sus publicaciones fraternas Tiempo de historia y la mítica revista de humor inteligente Hermano lobo. Toda esta ingente y valiosa cantidad de materiales es de acceso público, libre y —añadiríamos— impagable. Que tomen buena nota aquéllos que nos pretenden cobrar hasta por el aire que respiramos.

Ir a ‘Triunfo Digital’ »

Comparte Ciudad futura

Ciudad futura en ‘Monthly Review’

La web de la célebre revista cultural y política estadounidense Monthly Review ha publicado recientemente la infografía realizada en nuestra Ciudad futura “Haití: Hay quien te ayuda y hay quien te USA”, con el título (cuya traducción al inglés es todo un reto): “Haiti: There is aid, and then there is US aid”. Viniendo de quien viene (y de dónde viene), nos debemos congratular por ello.

Monthly Review se edita en Nueva York desde 1949. En su primer número publicó el célebre ensayo de Albert Einstein titulado ¿Por qué el socialismo?. Durante la época de la llamada caza de brujas del senador McCarthy en los años 50 del siglo XX, sus editores, Paul Sweezy y Leo Huberman, fueron señalados y perseguidos como “sospechosos agentes comunistas”. El caso de Monthy Review llegó a la Corte Suprema de EEUU y fue considerado un hito en la lucha por la libertad de expresión [fuente: Wikipedia]. La línea editorial de esta publicación ha estado siempre comprometida con el antiimperialismo y la izquierda. Monthly Review goza en EEUU y en el resto del mundo de una justa fama y un merecido prestigio.

Enlace a Monthy Review (English): Haiti: There is aid, and then there is US aid, by Paco Arnau »
Enlace relacionado en Ciudad futura: Haití: Hay quien te ayuda y hay quien te USA »

Comparte Ciudad futura

12 de abril de 2010: Día internacional de la cosmonaútica

Tal día como hoy de 1961, a bordo de la nave Vostok 1 (Восток, “Oriente” en ruso), el ciudadano soviético Yuri Alexéyevich Gagarin (URSS, 1934-1968) se convirtió en el primer hombre que viajó al espacio exterior. La primera misión espacial tripulada de la historia consistió en efectuar un vuelo orbital completo de la Tierra; tras el cual la nave soviética, con Gagarin a los mandos, reingresó en nuestra atmósfera. Éste es el origen de la conmemoración del 12 de abril como “Día Internacional de la Cosmonaútica”.

Sobre esta líneas os ofrecemos una imagen de indudable valor histórico: La primera página del rotativo de mayor tirada de la URSS, Komsomólskaya pravda (el diario de la Unión de Juventudes Comunistas soviéticas, KomSoMol) del día 15 de abril de 1961. Con motivo de la llegada de Yuri Gagarin a Moscú tras la realización de su pionera hazaña espacial, el titular superior a toda plana dice: “El país ensalza al héroe”. Bajo la cabecera del periódico se titula a tres columnas: “¡Hola, Yuri!”. La imagen muestra a un exultante Nikita Kruschev (a la sazón secretario general del PCUS y presidente del Consejo de Ministros de la URSS) en el momento de recibir a Gagarin en el aeropuerto de la capital soviética.

Enlaces relacionados en Ciudad futura:
Поехали!: En homenaje a Yuri Gagarin (entrada con texto, imágenes y datos biográficos) »
1961: El Hombre en el espacio (PDF con infografía del vuelo de la nave soviética Vostok 1) »
Las 20 imágenes del siglo XX »

Comparte Ciudad futura