El ‘skyline’ de Madrid y el dióxido de nitrógeno

El viernes 22 de octubre determinadas zonas de la ciudad de Madrid alcanzaron niveles muy dañinos para la salud de concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) según los baremos de la Unión Europea. En algunas estaciones de medición se llegaron a superar los 360 microgramos de NO2 por metro cúbico, según informa elpais.com. Ello se debe fundamentalmente a dos factores: la expulsión a la atmósfera de este gas irritante de las vías respiratorias por parte de los motores de los vehículos, unido a la circunstancia meteorológica —habitual en la región de Madrid— de varios días seguidos de tiempo estable. El NO2 es un gas tóxico de color parduzco amarillento, como bien podemos observar en la fotografía inferior, generado por los motores de combustión. Dos millones y medio de vehículos circulan a diario por la metrópolis madrileña según datos del Anuario Estadístico 2009 del Ayuntamiento de Madrid; en su inmensa mayoría son automóviles particulares de cuatro ruedas con capacidad para 5 viajeros que se desplazan con una sóla persona a bordo a una velocidad media anual que no alcanza los 25 kilómetros por hora y que apenas sobrepasa los 10 km/h en la zona central de Madrid. No hace falta correr mucho para superar una velocidad de diez kilómetros por hora con la sola ayuda de sendos pares de piernas y pulmones y un corazón. Una buena parte de esos vehículos-tortuga unipersonales tienen motor diésel, más dañino aún para todos los organismos vivos (animales o vegetales) que los motores convencionales de gasolina*. Todo esto que a simple vista parece bastante absurdo, irracional y hasta delirante es una simple transcripción de datos y una reproducción de imágenes reales del skyline (“línea del cielo”) de Madrid. [De la foto superior, captada por lo que se ve el invierno pasado, no conocemos su autoría • Fotografía inferior: Santi Burgos, enero de 2008 • Fuentes: elpais.com y Ayuntamiento de Madrid]

[*]: La temperatura de combustión más alta necesaria para quemar el combustible de los motores diésel (gasoil) conlleva un incremento en las emisiones de óxido de nitrógeno. Además, como el gasoil es menos volátil que la gasolina, no todo el combustible se quema durante la combustión, lo que da como resultado la formación de partículas de hollín que se liberan por el tubo de escape.

Entradas relacionadas en Ciudad futura:
[Fotografía] La Gran Vía cumple 100 años
[Fotografía] Fernando Manso, una mirada inédita sobre Madrid
Panorámica de Madrid [Paco Arnau, 2006]

4 pensamientos en “El ‘skyline’ de Madrid y el dióxido de nitrógeno

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: BlogESfera.com

  3. Alguien sabe desde que punto de Madrid puede estar hecha la foto superior del articulo?, me gustaría hacer una foto desde ese punto, pero no tengo claro cual es.

Los comentarios están cerrados.